La seguridad social ha registrado un superávit, en términos de Contabilidad Nacional, de 8.761 millones de euros de enero a julio. Lo ha hecho tras ingresar 64.236 millones de euros y realizar pagos por valor de 55.474 millones de euros, según datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. En términos de caja, la Seguridad Social ha obtenido en los siete primeros meses del ejercicio un superávit de 7.266 millones de euros, al haber ascendido la recaudación a 62.391 millones y los gastos efectivamente realizados a 55.124 millones de euros.