Esta cantidad casi iguala el importe bruto total de los dividendos pagados por las firmas que cotizan en Bolsa a sus accionistas entre 1990 y 1997.

La retribución total al accionista, incluyendo dividendos y devolución de aportaciones, ascendió a 27.131 millones de euros, un 16,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. De esta forma, los dividendos supusieron el 98% de la retribución total al accionista.


El 65% de los dividendos abonados por todas las compañías correspondió a bancos, eléctricas y firmas de telecomunicaciones, que contribuyeron con 8.744 millones, 4.268 millones y 4.262 millones de euros, respectivamente.

El crecimiento de la retribución es significativo, sobre todo teniendo en cuenta el ejercicio "complejo y negativo" en términos de cotizaciones que ha supuesto 2008, ya que refleja "el esfuerzo de las compañías cotizadas por trasladar los buenos resultados a sus accionistas". Estas firmas redujeron en un 4,5% su resultado en los nueve primeros meses de 2007.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Por sectores, todas las empresas aumentaron su retribución al accionista en dividendos, excepto en el caso de las compañías de Materiales Básicos y Construcción, que abonaron en conjunto un 4% menos.

El sector que más incrementó su retribución es el de Tecnología y Telecomunicaciones (+32%), con Telefónica como valor principal, que elevó la retribución en un 35%.

En el ámbito del Petróleo que abonó a sus accionistas un 16% más, destaca Repsol que, con 1.220 millones de euros distribuidos pagó a sus accionistas un 39% más que en 2007. Entre las eléctricas destaca Unión Fenosa (+55%), Iberdrola (+26%) y Red Eléctrica (+18,75%).

Los bancos cotizados repartieron un total de 8.744 millones de euros hasta el 30 de noviembre y aumentaron sus dividendos en un 17% respecto al mismo período del año anterior. En este marco, Santander incrementó su dividendo en un 23% y Banco Popular lo hizo en un 20%.