La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años cae cuatro centésimas en la apertura, hasta el 4,03%, según los datos recogidos por Efe.