La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años ha subido cinco milésimas y se coloca en el 4,50% en la apertura del mercado secundario de deuda pública. De esta forma, el precio de estos títulos -que se mueve a la inversa del rendimiento- bajó hasta el 96,80%, desde el 96,83% del cierre del viernes. Al igual que el español, el rendimiento del bono alemán a 10 años se incrementó del 4,26 al 4,27%, mientras que el estadounidense se mantuvo en el 3,84% que marcó el viernes.