La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años ha subido al 4,35%, tras recuperar dos centésimas en la apertura de la sesión en el mercado secundario de deuda pública. Por su parte, el bono alemán a diez años ha aumentado su rendimiento al 4,26%, mientras que el estadounidense ha cerrado la sesión con una rentabilidad del 4,63%.