La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años bajó hoy tres milésimas, aunque se mantuvo en el 4,43% en la apertura del mercado secundario de deuda pública. Por lo tanto, el precio de estos títulos, que se mueve a la inversa de su rendimiento, comenzó el día al alza y se colocó en el 97,35%, tres centésimas más respecto al cierre de ayer. En cuanto a los bonos internacionales de referencia, el alemán cedía tres milésimas aunque permanecía en el 4,18%, al igual que el estadounidense, que aguantaba en el 3,77%, pese a haber retrocedido también tres milésimas.