La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años pierde una décima y se sitúa en el 4,36 por ciento al comienzo de la sesión en el mercado secundario de deuda pública. Por lo tanto, el precio de estos títulos de deuda, que suele evolucionar en sentido contrario a su rendimiento, no varía mucho en comparación con el alcanzado ayer y se sitúa en el 97,85 por ciento. En cuanto a los dos bonos de referencia en el mercado internacional, el alemán pierde también una décima respecto al cierre anterior y se encuentra en el 3,4,1 por ciento.