La rentabilidad del bono español a 10 años pierde dos centésimas al inicio de la sesión del mercado secundario de la deuda pública, hasta quedar en el 4.36%. Por lo tanto, el precio de los bonos, que evoluciona en sentido contrario a la rentabilidad, ha subido hasta el 108.98% desde el 108.79% que marcó en la jornada de ayer. En la misma línea que el español, el rendimiento del bono alemán a diez años también perdía dos centésimas en comparación con el cierre de ayer, hasta el 4,24%, mientras que el estadounidense marcaba una rentabilidad del 4,53% a última hora de ayer.