La rentabilidad de la deuda pública española a diez años ha bajado un centésima en la apertura de los mercados secundarios, con lo que se coloca en el 4.46%. El precio de los títulos, que se mueve en sentido inverso al rendimiento, subía al 108.16% de ayer.