La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años ha bajado dos centésimas en la apertura del mercado secundario de la deuda pública, con lo que se coloca en el 4.26%. El precio de los títulos, que evoluciona en sentido contrario al rendimiento, subía hasta el 109.78%. Los futuros de los bonos internacionales presenta una subida de una décima en el alemán mientras que el estadounidense se coloca en el 110,08%.