La rentabilidad de los fondos de pensiones cayó un 2,3% en febrero, con lo que la caída acumulada en los dos primeros meses del año se eleva hasta el 4,1%, según el Servicio de Medición de Fondos de Pensiones PIPS (Pension Investment Performance Service) de Mercer. Los fondos de renta variable euro fueron los que experimentaron un peor comportamiento, con una caída del 11,7% en febrero, que eleva la caída anual hasta el 19,1%, mientras que los de renta variable no euro retrocedieron un 9,2% en febrero y en lo que va de año acumulan ya un descenso del 19,1%.
Los de renta fija, por el contrario, fueron los únicos que registraron un comportamiento positvo, del 0,5% en febrero, lo que ha permitido amortiguar en parte las caídas en la rentabilidad de los fondos de pensiones en lo que va de año.

Las caídas son más notables si se tienen en cuenta las rentabilidades interanuales, ya que tanto en los fondos de renta variable euro como no euro se elevan hasta el 34%. Por el contrario, en renta fija la revalorización se eleva hasta el 3,9%.