Apenas una semana después de alcanzar máximos anuales y activar las alertas en los mercados, la rentabilidad de la deuda pública amplía su repliegue. El yield del bono alemán a diez años, de referencia en Europa, se sitúa hoy por debajo del 3,5% por primera vez en cerca de un mes, desde el pasado 21 de mayo.