La economía española ha mostrado señales en las últimas semanas que apuntan a "una desaceleración o incluso una pausa" en su proceso de recuperación, iniciado en marzo del pasado año, según el Índice Fedea, que mide el estado de la economía en tiempo real. Este índice utiliza, entre otras variables, los datos del PIB (INE), los datos de matriculaciones de turismos (Anfac), el número de afiliados a la Seguridad Social (Ministerio de Trabajo) y el Índice de Producción Industrial (INE), entre otros.