El Estado recaudó 104,71 millones de euros en concepto de impuesto de matriculación durante los dos primeros meses del año, lo que supone una reducción del 2,7% respecto a los 107,65 millones contabilizados en el mismo mes de 2009, según datos de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (Aeat).

Este descenso de la recaudación por impuesto de matriculación contrasta con el fuerte crecimiento del mercado automovilístico, que cerró los dos primeros meses del año con un crecimiento histórico del 32,9% y un volumen de 161.411 unidades comercializadas, de acuerdo con los datos de las patronales Anfac y Ganvam.