El selectivo español abre en negativo una vez más arrastrado por los bancos y éstos, a su vez, por el recorte de la deuda de Portugal. El Ibex 35 se deja un 0,17% hasta abrir en los 10.736 puntos. En el mercado de divisas el euro también se debilita hasta los 1,41 dólares y, en el de materias primas, el barril de Brent sube a los 120 dólares.

Hoy Portugal se ha levantado con una piedra más sobre su espalda. La agencia de calificación Moody’s ha rebajado el rating de su deuda desde A3 a Baa1, con perspectiva negativa. Esto afecta a los bancos españoles, por ser de los mayores tenedores de deuda lusa, lo que explica el descenso a la parte baja de la tabla de BBVA (1,07%), Banco Santander (0,73%), Bankinter (0,60%), Banco Sabadell (0,65%) y Banco Popular (0,19%).

Estas caídas sólo son superadas por el descenso del 1,81% que registra Abengoa. Hoy esta compañía recibía una rebaja de recomendación desde ‘comprar’ a ‘neutral’ por parte de UBS.

En el grupo de los blue chips, Telefónica cae un 0,14%, Iberdrola se deja un 0,21% y Repsol se salva subiendo un 0,10%.

Los valores que cotizan en la parte más alta son Ferrovial (1,30%), Inditex (0,51%) y Enagás (0,49%). La constructora de Del Pino recibía hoy una subida del precio objetivo a 11 euros, por parte de Citi. Actualmente cotiza en los 9,13.

En el Mercado Continuo…
Nyesa
sube un 8,53% después de anunciar que ampliará capital por un importe superior a los 1,8 millones de euros, a través de la emisión de 1,5 millones de acciones a un precio de 1,2 euros. Dicha emisión será serán íntegramente suscritas y desembolsadas por GEM.

En cambio, al otro lado encontramos a CAM. Los títulos de la caja de ahorros ceden un 3,97% mientras el Banco de España busca una solución para los problemas de solvencia de la entidad. Al parecer, ahora el BdE estaría barajando trocear la caja para vender sus activos de mayor calidad ante la ausencia de otra entidad que quiera comprar íntegramente o fusionarse a ella.