La producción industrial en España, corregidos los efectos de calendario, cayó por noveno mes consecutivo y se redujo en enero el 20,2 por ciento con respecto al mismo mes de 2008, la mayor caída desde 1993, año desde que existen datos comparables. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), y atendiendo al destino económico de los bienes, esta bajada se debió especialmente a la caída del 29,9 por ciento en la producción de bienes de equipo, seguida de la de los intermedios, que disminuyó el 27,6 por ciento, la de bienes de consumo, del 12,6 por ciento, y la de energía, el 2,5 por ciento.