La producción industrial italiana cayó en marzo un 17,5 por ciento respecto al mismo mes del año pasado y un 0,8 por ciento respecto a febrero, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas Italiano (Istat). La producción entre enero y marzo cayó un 9,9 por ciento respecto a la del trimestre anterior y un 22,4 respecto al mismo periodo del año pasado. En cuanto a los pedidos a la industria, el índice cayó en marzo un 2,7 respecto al mes anterior y un 26 por ciento respecto a marzo del año pasado. Estos datos indican que aunque la crisis económica global sigue golpeando a la industria italiana con intensidad, el desplome de la actividad se ha ralentizado. Los productos más golpeados por la caída son los relacionados con el sector de la automoción, ya que la producción de medios de transporte cayó un 36,1 por ciento.