La producción industrial japonesa cayó un 3,4% mensual en el mes de marzo tras revisión del dato, una caída mayor que la caída inicial del 3,1%. Los pedidos cayeron un 3,9% en marzo, en línea con el dato provisional según cifras del Ministerio nipón de Comercio e Industria.