El anuncio del Gobierno luso sobre la venta de su última participación en Galp y los planes de su accionista italiano ENI, contrarios a mantener sólo una posición minoritaria en la empresa, hicieron subir el valor de la petrolera portuguesa. Pese a la fuerte apertura a la baja de la bolsa de Lisboa, el aumento superior al 6% (11,95 euros por título) que registraron las acciones de Galp a última hora del jueves, se mantenía hoy a media sesión en 11,65 euros. El gobierno portugués aprobó el jueves vender la participación del 7% que aún conserva en Galp Energía, cuya fase actual de privatización arrancó en octubre de 2006 con la salida a bolsa de un 23% del capital del Estado, que ingresó cerca de mil millones de euros con la operación.