La inquietud de los españoles ante el desempleo continuó su línea alcista el pasado mes de enero cuando registró su cota máxima desde 1997. Según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), correspondiente al primer mes de 2010, el paro es un problema para el 82,7 por ciento de los entrevistados. Este sondeo de CIS, hecho público hoy, se basa en 2.477 entrevistas personales realizadas en 236 municipios de 48 provincias entre los días 9 y 21 de enero. Las nevadas caídas en gran parte de España en enero dificultaron el trabajo de campo de los encuestadores del CIS, que tuvieron que dedicar más días de lo habitual a recabar las opiniones de los ciudadanos.