La negociación a la baja de los fondos europeos en 2005 ha supuesto para España la no creación de 361.884 nuevos puestos de trabajo hasta 2009, según un estudio presentado hoy por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES). El estudio  eleva las pérdidas estimadas en empleos a 1.564.822 puestos de trabajo hasta 2013. El estudio, que parte de la hipótesis de que era posible mantener la financiación europea negociada en Berlín en 1999, refleja que durante los últimos 4 años la reducción de fondos ha supuesto para España una pérdida en inversión pública de 26.855 millones de euros, y haciendo extensibles los cálculos hasta el final del periodo presupuestario europeo en 2013, el coste de la menor percepción de fondos ascenderá a 98.949 millones de euros en capital público.