La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros, cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas volvió a repuntar en noviembre hasta 5,05%, la más alta desde junio de 1996, cuando se situó en el 5,06%, según datos del Banco de España. La morosidad del sector financiero descendió en el mes de septiembre hasta el 4,85% desde el 4,93% de agosto, pero en octubre volvió a repuntar y en noviembre continuó la senda alcista hasta casi duplicar la de hace un año, cuando se situaba en el 3,20%.