La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas bajó en septiembre hasta el 4,85%, 0,08 puntos por debajo de la tasa de agosto, pero es la más alta desde octubre de 1996, cuando se situó en el 4,86%, según datos del Banco de España. Este dato, que es 0,08 puntos inferior a la del mes de agosto, cuando se situó en el 4,93% y 2,23 puntos más alta que la de hace un año, cuando se situaba en 2,62%, ha ralentizado su avance, aunque continúa creciendo con respecto al año anterior. Los créditos dudosos totales se situaron en septiembre en 89.794 millones, el doble que en septiembre de 2008.