La inflación española se ha situado en el 2,3 por ciento interanual en agosto, según el indicador adelantado del Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El IPCA, que mide la inflación de forma armonizada con el resto de países de la eurozona, se mantiene en la misma tasa registrada en julio, cuando el IPC se situó en el 2,2 por ciento, su nivel más bajo desde marzo de 2004.
El dato definitivo de agosto se publicará el 13 de septiembre. Sin embargo, el Gobierno ya ha advertido que los precios de consumo subirán en los próximos meses y hasta final de año por el efecto base del petróleo, que un año antes había registrado importantes caídas. El INE elabora este indicador para incorporarlo al cálculo del índice adelantado del IPCA que publica la oficina estadística europea Eurostat