La tasa de inflación de la economía italiana aumentó en abril el 1,2 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, mientras que aumentó apenas el 0,2 por ciento respecto a marzo, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (Istat). Por su parte, el índice armonizado de precios al consumo del país transalpino, que toma 2005 como año base con un valor de 100, subió hasta el 1,2 por ciento en abril hasta los 109,1 puntos y aumentó el 0,6 por ciento en comparación al pasado mes de marzo. Los precios italianos mostraron una tendencia a la ralentización en un mes en el que sólo las bebidas alcohólicas alcanzaron un aumento de precio del 5,1 por ciento respecto al año anterior.