La tasa de inflación en Italia a lo largo de 2009 creció un 0,8%, alcanzando así su nivel más bajo de los últimos 50 años, según los datos preliminares hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística del país transalpino (Istat).El IPC italiano marcó en 2009 su tasa más baja desde 1959, año en el que se registró un crecimiento negativo de la inflación, situándose en el -0,4%. En 2008, en cambio, los precios crecieron un 3,3%.