La tasa de inflación de Italia cerró el mes de mayo con una subida del 0,9 por ciento con respecto al mismo mes de 2008, la más baja desde 1968, cuando fue del 0,7 por ciento, según los datos provisionales difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística italiano (Istat). Con respecto al mes de abril de este año, la inflación aumentó en un 0,2 por ciento. Por otro lado, el índice armonizado de precios al consumo del país transalpino creció en un 0,2 por ciento con respecto al mes anterior y en un 0,8 por ciento frente al mismo período del año anterior. Los mayores aumentos de precios en Italia se registraron en el sector de las comunicaciones, que subieron un 0,9 por ciento; los transportes, un 0,6 por ciento, y la vivienda el agua y la electricidad, que lo hicieron en un 0,3 por ciento, con respecto a abril de 2009.