La inflación interanual en Italia se situó en el 3,8% en junio y subió el 0,4% respecto al mes pasado, según datos provisionales publicados hoy por el Instituto italiano de Estadísticas (Istat). Los aumentos más destacados se produjeron en los sectores alimentario y en los carburantes. Los productos alimentarios y las bebidas aumentaron un 6,1%, con un fuerte incremento en la pasta, cuyos precios, según los datos del Istat, han subido en lo que va de año el 22,4%.