La tasa de inflación interanual en la zona euro ha mantenido estable en el por ciento el pasado mes de mayo, mientras que en la UE se ha reducido en una décima, hasta el 2,1 por ciento, según datos de la oficina europea de estadísticas, Eurostat. Respecto al mes de abril, los precios han subido dos décimas en los países de la moneda común y tres décimas en el conjunto de los Veintisiete.
En mayo de 2006, la inflación anual se situaba en el 2,5 por ciento en la eurozona y en el 2,4 por ciento en la Unión. Por países, las tasas interanuales más bajas se han dado en Malta (-1,0 por ciento), Francia y Suecia (1,2 por ciento ambas), mientras las más altas correspondieron a Hungría (8,4 por ciento), Letonia (7,8 por ciento) y Estonia (5,9 por ciento). España ha registrado una tasa del 2,4 por ciento y ha reducido así en una décima su diferencial de inflación con respecto a la zona euro, hasta el medio punto porcentual.