La tasa de inflación anual de la zona euro ha permanecido estable en junio, en el 1,9 por ciento, según los primeros cálculos publicados por Eurostat, la oficina estadística comunitaria. La cifra está en línea con lo esperado. El dato definitivo se conocerá el 16 de julio.
Para elaborar este cálculo rápido, Eurostat utiliza la información preliminar sobre los precios medios de referencia facilitada por los Estados miembros que cuentan con datos, así como los datos disponibles sobre el precio de la energía. En los dos últimos años, el cómputo preliminar coincidió con el definitivo en dieciséis casos y tuvo una desviación de una décima en ocho casos. El dato definitivo de inflación en la zona euro y la Unión Europea, desglosado por países, será publicado el próximo 16 de julio