La tasa de inflación interanual disminuyó en la zona euro hasta el 3,3%, desde el 3,6% en que se había situado en marzo, según un cálculo preliminar publicado por Eurostat, la oficina estadística comunitaria. De confirmarse esta bajada de tres décimas, la inflación de los precios en abril sería similar a la tasa calculada para el pasado mes de febrero, después de que en marzo la inflación alcanzara un máximo en la serie histórica que comenzó en 1997. Mientras, la tasa de desempleo en los países de la zona euro se mantuvo sin cambios en marzo, en el 7,1% de la población activa, al igual que en el conjunto de la UE, donde se situó en el 6,7%. Un año antes, el paro afectaba al 7,5% de la población activa en la eurozona y al 7,3% en los Veintisiete.
De confirmarse esta estimación de precios, el diferencial de inflación de España con la zona euro se recortaría hasta 0,9 puntos, ya que el IPC armonizado de España aumentó en marzo un 4,2% interanual, según cifras preliminares que ya ha dado a conocer el INE. Eurostat elabora esta primera estimación sobre la evolución de la inflación a partir de la información facilitada por los Estados miembros y con datos sobre precios energéticos. Según la oficina estadística de la UE, este método de cálculo del Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) es muy fiable, ya que en los dos últimos años las estimaciones preliminares han coincidido con las tasas definitivas en 15 ocasiones y en otros 9 casos se desviaron sólo una décima. Por su parte, ea tasa de desempleo en los países de la zona euro se mantuvo sin cambios en marzo, en el 7,1% de la población activa, al igual que en el conjunto de la UE, donde se situó en el 6,7%, según los datos facilitados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria. Un año antes, el paro afectaba al 7,5% de la población activa en la eurozona y al 7,3% en los Veintisiete.