Directivos de grupos alimentarios internacionales han apostado por la inversión en energía y agricultura para combatir, en los próximos años, la subida de precios de las materias primas.


En el caso de Muhtar Kent, presidente de Coca-Cola, una vez que explicó que los precios están subiendo debido a “la demanda, la climatología y la especulación generada por la incertidumbre de lo que pasará en el futuro”, no se ha mostrado a favor de intervenir en el mercado.

Su opción es “crear sinergias entre la sociedad y los gobiernos para generar políticas que aseguren tanto la demanda como la oferta”, tal y como informa Europa Press.

Otro magnate que ha dado su punto de vista en el Consumer Goods Forum de Barcelona, Lars Olofsson, director ejecutivo de Carrefour y presidente de la Fundación Carrefour, indicó que la demanda “sube en los países emergentes”, y ha defendido que si la inversión no se deposita ahora en energía y agricultura, “los precios aumentarán probablemente en los próximos cinco años”.

Con una “temporada difícil” para las frutas y verduras en Europa por culpa de la climatología, Olofsson declaró que este aspecto motivará que los precios suban. Al igual que Kent, apostó por la “necesidad de una colaboración estrecha entre agricultores, productores y gobiernos” para minimizar este impacto negativo sobre el sector.

Malos resultados para ambas compañías en Bolsa. La cotización de Coca-Cola en Wall Street cae, a las 21.00 hora española, un 1,25% hasta 64,79 dólares. Asimismo, en París, Carrefour echó el cierre a la sesión perdiendo un 2,82%, lo que hizo que el precio de su acción descendiese hasta 28,75 euros.