La bolsa española afronta sin mucho ánimo la última sesión de la semana. La ausencia de una tendencia clara marca los primeros compases, de modo que le Ibex se queda en los niveles alcanzados en la última sesión, en los 14.968 puntos, a un paso de la cota de los 15.000 puntos.
Las protagonistas de la última sesión, las constructoras, comienzan el día en positivo. Sacyr, que en la última jornada sumó más de un 7 por ciento, avanza más de un punto porcentual. Mientras, que Inmocaral-Colonial repunta más de dos puntos porcentuales. Entre los pesos pesados, la operadora Telefónica suma un tímido 0,06 por ciento, después de anunciar que rebaja en casi un 10 por ciento sus tarifas de móviles para captar clientes. Gas Natural encabeza los retrocesos del Ibex después de anunciar la venta a EDP de más del 9 por ciento de Naturgas. Los inversores estarán muy pendientes de la evolución de Iberia en un día en el que uno de sus accionistas, British Airways, presenta sus resultados del primer trimestre. Una presentación en la que se espera que sus responsables digan algo sobre su interés por unirse a Texas y Apax para hacerse con la aerolínea. De momento, las acciones de Iberia se colocan a 3,91 euros, con caidas del 0,2 por ciento. En el mercado contínuo, atención a Inmocaral y a Astroc. La compañía presidida por Enrique Bañuelos está suspendida de cotización. Ayer rebotó más de un 4 por ciento, después de que el presidente de la inmobiliaria haya perdido la mayoría accionarial, con la venta de un 5 por ciento adicional a Rayet. Y en el resto de Europa… apertura mixta. Repuntes para el FT100 de Londres del 0,1 por ciento, mientras que el Dax Xetra se deja un 0,05 y el Cac 40 de París retrocede un 0,02 por ciento.