El litro de gasolina sin plomo de 95 octanos se vende en España a una media de 0,911 euros, un 0,55 por ciento más que la semana pasada, y el del gasóleo de automoción, a 0,837 euros, un 0,72 por ciento más, según los datos del último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). De este modo, la gasolina vuelve a encarecerse después de la bajada de la última semana, y se vende un 1,22 por ciento más cara que hace un mes, aunque sigue siendo más barata que hace un año, cuando costaba un 19,02 por ciento por ciento más. Además, si se compara los 0,911 euros de media de esta semana con los 1,276 euros de máximo que marcó el 14 de julio, la caída de precio alcanza el 28,61 por ciento.