La economía de Suiza parece estar recuperándose más rápido de lo esperado, pero su moneda no lo hará. De hecho, las previsiones apuntan que el franco suizo caerá más de donde ahora está. A pesar de los sólidos datos, la economía suiza sigue en riesgo en medio de la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, y el banco central de Suiza no empezará aún a subir los tipos de interés.