La Reserva Federal estadounidense (Fed) aboga por una regulación bancaria global acordada por los principales bancos centrales para fortalecer el sistema financiero y reducir los riesgos de futuras crisis. "Las instituciones que tienen un papel importante en los mercados monetarios y financieros necesitan operar dentro de un marco unificado que fortalezca la supervisión", afirma hoy el presidente ejecutivo del Banco de Nueva York de la Fed, Timothy Geithner, en un artículo en el Financial Times. En el artículo, que adelanta un discurso que dará hoy en el Club Económico de Nueva York, Geithner afirma que esta regulación global debe imponer "requisitos apropiados" de capital y liquidez a las entidades financieras.