El laboratorio farmacéutico británico GlaxoSmithKline (GSK) ha alcanzado un acuerdo de colaboración con su homóloga sudafricana Aspen, que permitirá a la segunda mayor compañía del sector acelerar el crecimiento de sus ventas en mercados emergentes. En este sentido, la compañía británica ha indicado que los mercados emergentes crecerán alrededor del 13%, el triple que los países desarrollados, y representarán cerca del 40% del crecimiento del mercado farmacéutico mundial en 2020. "Este acuerdo demuestra nuestra intención de catalizar el crecimiento de las ventas de GSK en los mercados emergentes, donde tanto el incremento poblacional como de la prosperidad económica provoca una mayor demanda de medicamentos de marca", ha dicho Andrew Witty, consejero delegado de GSK.