La situación económica continuará desfavorable durante algunos trimestres y las cuentas públicas podrían incurrir en déficit en 2009 para atender gastos sociales, ha dicho el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña. "Nosotros vivimos una mala situación económica, que seguirá algunos trimestres más, (...)", dijo Ocaña en una entrevista divulgada el lunes por el diario Cinco Días. Ocaña ha indicado que el objetivo del Gobierno con relación a las cuentas públicas es el equilibrio presupuestario en 2009, pero Ocaña admitió que la situación económica podría frustrar estos planes. "Podemos incurrir en déficit para cumplir con el gasto social en 2009 (...) No me crearía ninguna dificultad en una situación mala y de manera puntual tener déficit", dijo. El Estado tuvo hasta mayo un superávit de 2.722 millones de euros, equivalente al 0,24 por ciento del PIB. En cuanto a la evolución de los impuestos, el Secretario de Estado reitera que los ingresos por IRPF van bien, con incrementos de alrededor del 10 por ciento lo que significaría una positiva evolución de las rentas del trabajo y de capital, en contraste con una evolución negativa del IVA por la caída del consumo.