Gracias a las medidas gubernamentales contra la crisis, la economía mundial parece estar estabilizándose, si bien se teme que en los próximos dos años el crecimiento sea bastante volátil. Así lo indica un estudio difundido hoy por "The Economist Intelligence Unit" (EIU), la división de análisis de la revista "The Economist", que asegura que las iniciativas estatales de apoyo a la economía, incluidos avales y créditos a la banca y estímulos fiscales, empiezan a dar sus frutos. Los analistas predicen sin embargo que el crecimiento económico en el futuro inmediato será cuando menos volátil, lo que se notará sobre todo en una ralentización de trimestre a trimestre, a medida que van perdiendo efecto los estímulos. Con todo, EIU mantiene su previsión para 2009 de una contracción del 1,8% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial en términos de poder adquisitivo.