En cuanto al ejercicio fiscal actual, 2007, el Ejecutivo estima que el PIB crecerá apenas un 1,3 por ciento, una revisión a la baja desde el 2,1 por ciento pronosticado inicialmente.El primer ministro nipón, Yasuo Fukuda, ha lamentado en la reunión de Gobierno que este resultado no haya sido "previsto".El consumo privado crecerá un 1,3 por ciento
En el año fiscal 2008, el Ejecutivo nipón auguró que el consumo privado crecerá un 1,3 por ciento, la inversión de capital lo haga en un 3,3 por ciento y la producción industrial aumente un 2,2 por ciento.Las autoridades japonesas esperan además que las exportaciones crezcan un 6,4 por ciento y las importaciones aumenten un 5,9 por ciento, frente al 8,9 por ciento y el 7,8 por ciento, respectivamente, registrados en el actual ejercicio fiscal.