La economía española ha crecido un 4 por ciento en el segundo trimestre del año, una décima por debajo del crecimiento registrado en los tres primeros meses. Es al menos la previsión del Servicio de Estudios de las Cámaras de Comercio en su último Boletín de Situación Económica. Las Cámaras destacan que la razón de esta "moderación" en el crecimiento se debe al "menor empuje" de la demanda interna, consecuencia de la subida de los tipos de interés.