La economía española ha crecido un 4% en el primer trimestre en tasa interanual, la misma cifra que el trimestre anterior. En tasa intertrimestral, el PIB ha crecido un 1%, dos décimas menos que en el trimestre anterior.
Según el INE, esta cifra del 4% marca un perfil de crecimiento estabilizado de la economía española, resultado de una aportación del sector exterior y de la demanda interna similares a las del trimestre anterior.