El producto interior bruto (PIB) de la zona euro sufrió una contracción del 1,5% en el último trimestre de 2008, mientras que en términos interanuales retrocedió un 1,3%, informó la agencia comunitaria, Eurostat, que precisó que la economía del conjunto de la eurozona también se contrajo en la misma proporción. No obstante, en el conjunto del ejercicio 2008 el PIB de la zona euro creció un 0,8%, mientras que la economía de los Veintisiete experimentó un alza del 0,9%, frente al crecimiento del 2,6% y del 2,9% registrado en 2007, respectivamente.