La economía de Estados Unidos creó en septiembre 110.000 puestos de trabajo, 10.000 más de lo que esperaba el mercado. El Departamento de Empleo norteameriocano ha revisado al alza el dato de agosto, mes en el que el mercado laboral incorporó 89.000 empleos, frente a una pérdida de 4.000 que se anunciaron en la primera estimación.