El Producto Interior Bruto (PIB) de China creció entre enero y septiembre un 11,5% respecto al mismo periodo del año pasado. En este sentido, el ritmo de crecimiento de la mayor economía en desarrollo del planeta se mantuvo, tras registrar un crecimiento del 11,5% en el primer semestre del año y un récord del 11,1% en 2006. El PIB entre enero y septiembre ascendió a 16,60 billones de yuanes (2,21 billones de dólares, 1,55 billones de euros), acercándose a Alemania en la carrera por ser la tercera economía mundial (tras EEUU y Japón). En el tercer trimestre el crecimiento fue también del 11,5%, ligeramente al del segundo (11,9%, récord de la década) pero superior al del primero (11,1%).