El producto interior bruto (PIB) de China registró un incremento del 10,7% en el cuarto trimestre de 2009, lo que supone el ritmo más rápido de crecimiento del gigante asiático desde 2007 le permite concluir el ejercicio con un crecimiento del 8,7%, en línea con el objetivo del Gobierno, según los datos difundidos por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE). Por otro lado, la oficina estadística china informó de que el índice de precios al consumo subió un 1,9% interanual en diciembre, lo que supone una acusada aceleración respecto a la subida del 0,6% de noviembre.