La economía china creció un 7,9% en el segundo trimestre del año, una subida de 1,8 puntos porcentuales respecto al anterior y que muestra signos de mejoría en la situación de la tercera economía del mundo.  Según datos presentados el jueves por el Buró Nacional de Estadísticas, el valor acumulado del Producto Interior Bruto en la primera mitad del año alcanzó los 13,98 billones de yuanes -US$2.040 millones- lo que supone un aumento del 7,1% con respecto al mismo periodo de 2008.  El comercio exterior chino se redujo un 23,5% en el primer semestre del año en comparación con el mismo periodo de 2008, hasta 946.100 millones de dólares por efecto de la crisis económica global.