El Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido creció el 0,3% en el último trimestre de 2009, según las cifras revisadas divulgadas hoy y que mejoran las del pasado enero, que situaban el crecimiento en el 0,1%.
 El pasado 26 de enero, la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, siglas en inglés) informó de que el país había salido, aunque muy débilmente, de la recesión económica.
Como es habitual, la ONS publicó hoy los datos revisados del periodo entre octubre y diciembre frente al trimestre anterior. Según la oficina de estadísticas, el ascenso es en respuesta a la mejora en los sectores industrial y servicios.

Los datos publicados hoy suponen una buena noticia para el primer ministro británico, Gordon Brown, de cara a los comicios generales, que deberán celebrarse como muy tarde en junio próximo, si bien los conservadores -primeros de la oposición- parten como favoritos.

Para hacer frente a la recesión británica, el Banco de Inglaterra ha dispuesto una serie de recortes de los tipos de interés hasta situarlos en el nivel histórico del 0,5%.

Además, el banco emisor inglés ha aplicado el programa conocido como "alivio cuantitativo", que es la inyección de dinero en el mercado para facilitar el crédito y apuntalar la economía