La economía alemana ha tocado fondo y podría registrar una "clara recuperación" en el tercer trimestre, ya que el aumento de los pedidos -especialmente los procedentes del extranjero- sostiene la producción y la confianza empresarial, indicó el jueves el banco central alemán, Deutsche Bundesbank, en su informe mensual de agosto.
No obstante, el Bundesbank volvió a advertir de que sus previsiones contienen un elevado grado de incertidumbre y de que sigue siendo difícil cuantificar el impacto en la confianza empresarial mundial por la crisis financiera y la posterior recesión.

"En Alemania, los indicadores adelantados sugieren que es posible una recuperación palpable de la producción económica desde un nivel bajo", explicó el Bundesbank.

"Con la mejoría de la demanda externa (...), una importante condición previa para el mayor incremento de la confianza empresarial" se ha cumplido.