La economía alemana se ralentizará algo el próximo año aunque el crecimiento seguirá siendo robusto, según las previsiones del instituto de estudios económicos de Berlín "DIW", que parten de un incremento del Producto Interior Bruto (PIB) del 2,4% en 2007 y del 2,1% en 2008. Según el estudio, consumo privado que en los a hab sido siempre el tal de aquiles- seguir teniendo un desarrollo favorable, como también lo seguirá teniendo el entorno mundial.
El "DIW" parte de la base de que los problemas en los mercados financieros generados por la crisis hipotecaria en Estados Unidos no se reflejará en la coyuntura. Lo que sí está teniendo un impacto negativo sobre la economía alemana es, según el presidente del "DIW", Klaus Zimmermann, la escasez de personal cualificado. Pese a este problema, la evolución en el mercado laboral seguirá mejorando, aunque a un menor ritmo que hasta ahora, y el instituto cuenta con que el paro seguirá bajando paulatinamente hasta los 3,3 millones en 2009. Para ese año, el "DIW" prevé un crecimiento económico del 1,7%. El "DIW" se ha adelantado hoy con sus previsiones al informe que los cinco principales institutos presentarán el próximo jueves. El instituto berlinés había formado hasta ahora parte del grupo de seis institutos que presentan conjuntamente dos informes al año, pero el nuevo sistema contempla una reducción a cinco.